Módulo de Protección contra Heladas®

 

Este módulo tiene como objetivo garantizar acciones tempranas que protejan el cultivo gestionado ante la ocurrencia de heladas y actuar antes de que las mismas dañen de forma total o parcial la fisiología del cultivo en cuestión.

La respuesta activa ante ocurrencia de heladas dependerá de la arquitectura instalada en el establecimiento

En términos meteorológicos, helada es la ocurrencia de una temperatura igual o menor a 0°C a un nivel de 1.5 a 2 m sobre el nivel del suelo, es decir, al nivel en que se instala SARI®.

 

Desde el punto de vista agro meteorológico podría definirse una helada como la temperatura a la cual los tejidos de la planta comienzan a sufrir daño.

 

El procedimiento utiliza las variables de temperatura y humedad ambiente, para obtener la temperatura del punto de rocío (1) y luego se compara con la temperatura crítica del cultivo (2)


SARI® brinda dos vías para la detección de éste fenómeno:

 

Por Método de Allen

Utiliza registros históricos de la temperatura del aire y del punto de rocío a las dos horas después de la puesta de sol y la temperatura mínima observada durante las noches de heladas con el cielo despejado y en calma para desarrollar los coeficientes de regresión necesarios para predecir la temperatura mínima.

 

 

Por Punto de Rocío (3)

Compara la lectura del punto de rocío contra, el límite de punto de rocío ingresado por el usuario, para utilizarlo como elemento disparador para la detección de este fenómeno.

 

 

 

(1) Temperatura a la que empieza a condensarse el vapor de agua contenido en el aire y agua, produciendo rocío, neblina o, en caso de que la temperatura sea lo suficientemente baja, escarcha.

 

(2) Valor crítico de temperatura donde hay condición de daño fisiológico irreversible que conduce a la muerte o al funcionamiento incorrecto de las células de las plantas.

 

(3) La temperatura del punto de rocío es la temperatura que se alcanza cuando el aire se enfría hasta que alcanza una humedad relativa del 100%, y es una medida directa del contenido de vapor de agua del aire.